Organizaciones y centros científicos de excelencia que apoyan el trabajo de Infocyt



Publicado: 2014-11-21

Crearán sistema que busca aumentar la producción lechera en La Araucanía

El desaf√≠o del proyecto es construir una bater√≠a de herramientas para tecnificar el monitoreo y manejo de reba√Īos lecheros y, as√≠, poder incidir en el aumento de la eficiencia de la gesti√≥n reproductiva, productiva y econ√≥mica de una lecher√≠a. Informaci√≥n de Lorena Espinoza en UFRO al D√≠a.

Con un presupuesto que supera los 200 millones de pesos, investigadores de la U. de La Frontera desarrollarán un proyecto con potencial de impactar positivamente en la producción lechera de La Araucanía. Al alero de un Fondef IDeA, los científicos buscan detectar a tiempo el período de estro (o celo) de las vacas destinadas a este tipo de producción, gestionando con mayor eficacia la cruza o inseminación del animal.

Liderados por el académico del Departamento de Ingeniería Eléctrica, Dr. Carlos Muñoz, un grupo de investigadores dieron vida a esta novedosa propuesta, aprovechando el aprendizaje alcanzado en el emblemático proyecto “Manejo Electrónico de Ganado”, pionero en su momento.

Día exacto

La idea es que mediante dispositivos se pueda detectar a tiempo el período de celo de una vaca y, así, hacer las inseminaciones correspondientes. “Si esto no es hecho a tiempo, especialmente en los animales destinados a la producción lechera, significa 21 días de pérdida en producción, ya que además este período dura menos de 10 horas y no es fácil de detectar”, explicó Muñoz.

En base a la información recolectada periódicamente en tiempo real desde el campo, con localización y temperatura de cada uno de los animales (u otras variables), la iniciativa busca desarrollar nuevas herramientas orientadas a aprovechar oportunidades de disminución de costos operativos y mejorar el manejo sanitario de los animales en un esquema de “ganadería de precisión”.

“Últimamente este período de celo es detectado por inspección visual y algunos de los sistemas que se han intentado implementar han sido poco exitosos. Eso es una complicación en una lechería grande y por esto es que nuestra idea apuesta por proponer un nuevo método”, señaló.

Lo anterior se traduce en la medición exacta de los movimientos de los animales, ya que una de las características de este período es el continuo ir y venir de las vacas. “Entonces se nos ocurrió medir la cantidad de veces que un animal se mueve, frecuencia y temperatura, para así determinar con exactitud el período más probable en que puede ser fecundado”.

Desafío

Para el investigador, existe un importante desafío tecnológico al diseñar un sistema eficiente en el uso de la energía disponible en los sensores, para asegurar su funcionamiento por un largo periodo de tiempo, sin la necesidad de realizar mantenciones que requieran la extracción y reposición de crotal (identificador) en las vacas.

“Nos dimos cuenta de que las soluciones existentes en el mercado no abordan este problema, requiriendo una supervisión y mantención frecuente, razón más que suficiente para crear desde nuestra experiencia y knowhow dispositivos más eficaces”, puntualizó Muñoz.

La primera lechería que implementará esta tecnología será la de la U. de La Frontera, en el Campo Experimental Maquehue de la Facultad de Ciencias Agropecuarias y Forestales.

Notas

“Detección de celos de vacas basado en monitoreo en tiempo real de señales de temperatura y movimiento mediante redes de sensores inalámbricos”, es el nombre del proyecto y cuenta con la participación de los investigadores Horacio Miranda, Ignacio Huircán, Jaime Bustos, Fernando Huenupán, Jorge Sáez y Aníbal González.

“Safecattle” (o manejo de ganado electrónico) es el nombre del sistema que estos investigadores junto con pares de la Universidad Católica de Temuco desarrollaron para combatir el abigeato, que en tiempo real localiza el ganado, indica en forma permanente dónde está cada animal y denuncia la salida del perímetro y cambios de temperatura que pueden ser causados por el corte de una oreja o muerte.

Hoy, este producto está instalado en la lechería del Campo Experimental Maquehue de la Universidad de La Frontera, cubriendo una superficie de 70 hectáreas y monitoreando más de 95 vacas, y en la lechería del Fundo Sta. Amelia (propiedad particular), donde el sistema cubre sobre 100 hectáreas de pastoreo y está monitoreando en tiempo real a más de 180 vacas.

Información de Lorena Espinoza en UFRO al Día.

volver



Otros articulos de Innovación