Organizaciones y centros científicos de excelencia que apoyan el trabajo de Infocyt



Publicado: 2014-10-25

Importantes avances presenta proyecto UFRO para producción artificial del musgo pompón

Gracias a su gran capacidad de absorci√≥n, este musgo es utilizado para generar cultivos verticales, descontaminar zonas afectadas por derrames de hidrocarburos, producci√≥n de pa√Īales desechables, entre otras m√ļltiples aplicaciones. Texto de Jassna Sep√ļlveda Beltr√°n en UFRO al D√≠a.

Auspiciosos son los resultados que a la fecha muestra un pionero proyecto ejecutado por la Universidad de La Frontera, con fondos de la Fundación para la Innovación Agraria (FIA), para la producción artificial del musgo Sphagnum magellanicum conocido como pompón. Se trata de un recurso natural que crece en el sur de Chile, apetecido por los mercados extranjeros por su alta capacidad de absorción de agua, hasta 20 veces su peso en seco.

Los avances del proyecto fueron compartidos en un taller informativo que tuvo como escenario la planta piloto de la iniciativa, ubicada en el sector Quillaipe en la comuna de Puerto Montt, hasta donde llegaron integrantes de la Asociación de Pequeños Agricultores Productores del Musgo Pompón, representantes de la Seremi de Agricultura de Los Lagos, INIA Remehue, Municipalidad de Carahue e INDAP Región de Los Lagos.

Según explicó el director del proyecto, el académico de la Facultad de Ciencias Agropecuarias y Forestales, Rubén Carrillo, en el taller se dieron a conocer los procedimientos técnicos y avances en el proceso de producción del musgo en condiciones artificiales.

“La idea fue presentar las experiencias técnicas que puedan retroalimentar el proceso productivo y mejorar la actual condición en la cual se encuentra este recurso natural”, comentó. Así, en el taller se presentaron los alcances del proyecto y se visitó la planta piloto para conocer in situ cómo se está produciendo artificialmente el musgo.

Recurso natural

Asia es uno de los principales destinos del musgo pompón, recurso demandado por los mercados exteriores por sus múltiples usos, entre otros, por su gran capacidad de absorción, empleado en la producción de plantas como la orquídea, como filtrador para descontaminar cuerpos acuáticos, absorbente de derrames de hidrocarburos, para generar cultivos verticales en las ciudades e incluso se ha empleado para elaborar pañales desechables.

Sin embargo, la excesiva actividad extractiva también ha ido en desmedro de los ecosistemas donde está el musgo, conocidos como turberas, que resguardan una gran biodiversidad vegetal y animal; y si a ello se suma el reemplazo de superficies por plantaciones con especies exóticas de rápido crecimiento, como ha ocurrido en la Región de Los Lagos, se está frente a una disminución significativa de este recurso.

“Hasta hace algún tiempo, unas mil 800 familias estaban asociadas directamente a la extracción del musgo en la Isla de Chiloé. Esto ha disminuido fuertemente por el agotamiento y disminución de la calidad del recurso. Actualmente, no existe una regulación legal para esta actividad extractiva”, comentó el investigador y director del Departamento de Ciencias Agronómicas y Recursos Naturales de la UFRO.

Otro problema asociado tiene que ver con la pérdida y disminución de importantes ecotipos del musgo y con ello también la calidad del recurso, donde la longitud de las fibras, resistencia o grosor son características importantes. “Son ecosistemas de transición desde el punto de vista de la sucesión vegetal, es decir, en el reemplazo de un tipo de vegetación por otra en el tiempo; entonces, se altera esa condición ecológica”, agregó.

Avances

En ese sentido, el proyecto que ejecuta la UFRO abre nuevas oportunidades para rescatar aquellos ecotipos del musgo que presenten características de alta calidad y masificarlos artificialmente. Tras un arduo trabajo de laboratorio y prospección en distintas zonas donde se distribuye el pompón, ya se encuentra operativa la planta piloto, consistente en un invernadero donde se emplazan seis contenedores de fibra de vidrio (10 metros de largo, por 2 de ancho y 0,7 de alto) y un sistema hidráulico y de filtros.

En los contenedores se colocaron distintos tipos de sustrato, como fierrillo y turba, para después sembrar segmentos del musgo (en promedio se emplearon 28 kilos por contendor). A la fecha, los ensayos han resultado positivos: “Hemos visto que en 20 días comienza el crecimiento y a los 45 días se ha obtenido un crecimiento de 4 centímetros, lo que es extraordinario, porque su regeneración en ambiente natural toma años, si consideramos que en esas condiciones crece de 1 a 2 centímetros por año”.

Desde esa perspectiva, Rubén Carrillo resalta que estos buenos resultados demuestran que existe la posibilidad de cultivar el musgo de manera artificial y se pueden rescatar aquellos ecotipos de calidad que se han visto disminuidos por la actividad extractiva. Sobre este último aspecto, el investigador expresó que se aporta significativamente al rescate del patrimonio natural, ya que permitiría reproducirlos y reintroducirlos en sus ambientes de origen.

Lo que viene

El proyecto se extenderá hasta mayo de 2016. “El avance ha sido auspicioso y promisorio. Los resultados así lo muestran y dan cuenta de que sí es posible generar un crecimiento en condiciones artificiales”, comentó. Desde el punto de vista económico y social, se presenta como una alternativa para los pequeños productores y es un aporte al medio ambiente, en el sentido de que se puede bajar la presión de la excesiva extracción y se puede recuperar patrimonio genético del musgo.

En la actualidad, se trabaja en la identificación de compuestos extraíbles del musgo, actividad que se está desarrollando en el laboratorio del Centro Biotecnológico de Estudios Microbianos de la Facultad.

En una próxima etapa del proyecto, se trabajará en generar un formato de comercialización del musgo pompón, que incorpore valor agregado y encadenamiento productivo, lo cual considera desde su producción a la exportación de este recurso natural apetecido por los mercados extranjeros.

Este proyecto FIA se ejecutará hasta mayo de 2016 y el equipo de investigadores está integrado por: Rubén Carrillo López (director), Patricio Pacheco Cancino (director alterno), Rodrigo Núñez Infante (asesor técnico) y Marcelo Rodríguez Beraud (asesor de investigación).

Más información sobre el proyecto en www.produccionmusgo.cl

Texto de Jassna Sepúlveda Beltrán en UFRO al Día.

volver



Otros articulos de Innovación