Organizaciones y centros científicos de excelencia que apoyan el trabajo de Infocyt



Publicado: 2014-10-21

Aysén apuesta por la geotermia y la diversificación de la matriz energética

La SEREMI de Minería de la Región de Aysén en conjunto con el Centro de Excelencia en Geotermia de Los Andes (CEGA) realizará una estimación de los recursos geotermales de la región patagónica convirtiéndose así en la primera zona del país en contar con una evaluación de este recurso energético renovable, limpio y de bajo impacto ambiental. Por Sofía Otero, periodista Centro de Excelencia en Geotermia de Los Andes (CEGA).

Durante los primeros días de octubre el Consejo Regional de Aysén aprobó la realización del proyecto “Estimación y valorización del potencial geotérmico de Aysén” que permitirá estimar -durante los próximos dos años- el tamaño del recurso en la región así como sus posibles usos para la comunidad. El Fondo de Innovación para la Competitividad (FIC) financiará dicho proyecto, con un aporte total de $150.000.000, el cual se desarrollará principalmente en las provincias de Coyhaique, Aysén y General Carrera. Respecto al origen de este proyecto, la Seremi de Minería Ana Valdés señala: “Desde la Seremi elegimos darle prioridad a la geotermia porque queremos contribuir con la exploración de este recurso completamente desconocido en nuestro territorio. A través de esta iniciativa, Aysén se alinea con las políticas del Ministerio de Energía, que busca diversificar la matriz energética donde la geotermia representa una alternativa real que queremos explorar. Este proyecto cuenta con el apoyo de Seremi de Energía y Seremi de Medio Ambiente, por lo tanto,  como gobierno estamos demostrando que los problemas energéticos se resuelven con propuestas innovadoras, acorde con el cuidado del medio ambiente y el de esta región en particular”.

La geotermia es la energía que se produce con el calor interno de la Tierra, y se considera  una de las energías renovables con mayor potencial en Chile, con un potencial estimado que fluctúa entre los 3.500 a 16.000 MW. A la fecha, su uso en nuestro país se limita casi exclusivamente a aplicaciones recreacionales, como baños termales, pero durante los últimos cinco años han comenzado a surgir diversos proyectos que aprovechan la abundancia de este recurso en favor del sector productivo como es el caso de viñas, cultivos agrícolas, edificios (sistemas de calefacción), escuelas, entre otros. “La geotermia tiene características especiales que la hacen más versátil que otras energías renovables no convencionales. El calor que proporciona la geotermia puede usarse para producir electricidad cuando la temperatura de los fluidos subterráneos son mayores a 150ºC, y cuando la temperatura fluctúa entre 10ºC y 150ºC la geotermia se puede usar de forma directa para todo proceso industrial que requiera de calor. Por ejemplo, para calefaccionar espacios y agua, cultivos, acuicultura, industria maderera, entre muchísimas otras aplicaciones”, señala el Dr. Diego Morata, Director del CEGA e investigador principal del Proyecto.

Por las características geológicas de Chile, la geotermia puede explotarse de norte a sur ya sea de forma directa (aprovechamiento del calor) o indirecta (generación eléctrica). En el caso de la Región de Aysén, ésta presenta condiciones que permiten desarrollar la geotermia en ambas aplicaciones, puesto que existen fuentes de calor (varios volcanes acticos), estructuras geológicas que favorecen la circulación de los fluidos bajo tierra (sistemas de fallas), y abundante recarga de agua que garantiza la sustentabilidad del recurso.
Las primeras actividades de terreno del proyecto “Estimación y valorización del potencial geotérmico de Aysén” comenzarán en diciembre de este año con el reconocimiento, análisis y muestreo de las diferentes manifestaciones termales existentes en la región. “El objetivo es establecer la hidroquímica de las fuentes termales, que nos puede dar una idea, en primer orden, sobre la naturaleza de las mismas así como sobre la temperatura que estos fluidos geotermales pudiesen tener en profundidad. Conocer la naturaleza química de las aguas nos permitirá inferir  de dónde proviene el agua, si es meteórica, si es un fluido profundo, cómo se movilizan los fluidos bajo tierra, etc”, dice la Dra.Linda Daniele, Hidrogeóloga e investigadora del CEGA participante en el presente proyecto.

Además de la estimación de potencial geotérmico de la región, el proyecto contempla la identificación y caracterización de las  diferentes manifestaciones termales existentes en la zona;  la generación de un mapa de favorabilidad geotérmica, que es un mapa donde se señala la probabilidad de ocurrencia de sistemas geotermales aptos para generación eléctrica; y la propuesta de un proyecto piloto para uso directo de geotermia en el área. “La primera etapa de este proyecto implica cuantificar el recurso de la región, que por la información que se maneja a la fecha, ya es bastante favorable con temperaturas en superficie por sobre los 80ºC. Esto es muy alentador, ya que en países como Alemania, donde se usa bastante la geotermia, ellos deben perforar hasta 3.000 metros para encontrar temperaturas de 90ºC y nosotros ya en superficie nos encontramos con rangos similares, lo que implicaría aprovechar el recurso con un costo mucho menor”, señala la Seremi, Ana Valdés, y agrega: “Para una segunda fase del proyecto queremos desarrollar un modelo local de uso directo de la geotermia, que podría ser la calefacción de una escuela o un secador de leña que permitiría contar con madera en óptimas condiciones para enfrentar los altos índices de contaminación que presenta Aysén”.

Por Sofía Otero, periodista Centro de Excelencia en Geotermia de Los Andes (CEGA).

volver



Otros articulos de Innovación