Organizaciones y centros científicos de excelencia que apoyan el trabajo de Infocyt



Publicado: 2014-10-08

Colchón biónico permite conectar a una madre con su bebé prematuro

Camilo Anabal√≥n, egresado de Dise√Īo Industrial de la Universidad de Chile, dise√Ī√≥ el colch√≥n bi√≥nico "Babybe", para permitir el contacto entre una madre y un beb√© prematuro. La iniciativa est√° entre los diez finalistas del reto "Make it Weareable", impulsado por la compa√Ī√≠a Intel con el fin de elaborar tecnolog√≠as futuristas que impacten en la vida cotidiana. Art√≠culo de Mario Arredondo de Comunicaciones FAU en Noticias U. de Chile.

El Babybe es definido por sus creadores como un "aparato de telepresencia háptica", que no es muy distinto a cualquier máquina que envía información de un lugar a otro, con la diferencia de que este producto maneja información táctil. El objetivo del aparato es llevar esa información táctil desde la madre a su bebé recién nacido que se encuentra en incubadora.

Camilo Anabalón explica que el proyecto tiene una gran funcionalidad para los bebés prematuros, pues cuando éstos nacen se les pone la incubadora, que si bien los ayuda a sobrevivir, a la vez los priva del contacto físico piel con piel con la madre en los primeros momentos de su vida. Esto es de suma importancia para el desarrollo, pues el bebé regula su respiración y los latidos del corazón copiando lo que siente de su madre. El contacto constante entre ambos favorece al bebé, que se desarrolla con menos estrés y gana peso de manera más rápida.

El Babybe ayuda cuando no puede haber contacto directo entre el recién nacido y la madre: "Mantiene conectado a la mamá con su bebé, llevándole información en tiempo real de los latidos del corazón y la respiración directo al colchón donde está el bebé", explica Anabalón.

El mecanismo que hace esto posible consta de diferentes partes. La primera es una especie de bolso pequeño con forma de tortuga, que tiene un peso similar al de un recién nacido y permite a la madre sostenerlo igual que a su hijo. La "tortuga" posee sensores que captan la información de los latidos y la respiración, y la envían de manera inalámbrica a una computadora que se ubica junto a la incubadora. Aquí se procesa la información, que se convierte en movimientos de una bomba neumática dentro del colchón biónico donde se encuentra el bebé. Este colchón también emula la forma, densidad y textura de la piel del cuerpo de la madre.

"Esto permite replicar de manera fiel todos los latidos y respiraciones de la madre y que el bebé las sienta tal cual. Si la madre respira hondo, el bebé lo va a sentir al mismo tiempo", señala Anabalón. De esta manera, el aparato puede contribuir a evitar las complicaciones físicas y emocionales de un parto prematuro en el bebé.

El Babybe, junto a los otros finalistas, ya fueron premiados con un monto de dinero y la entrega de un nuevo chip para incorporarlo a sus proyectos. Entre tanto, el próximo 3 de noviembre Anabalón y el resto del equipo deberán viajar a San Francisco, Estados Unidos, para presentar el producto ante un jurado que elegirá al ganador oficial.

Artículo de Mario Arredondo en Noticias U. de Chile.

volver



Otros articulos de Tecnología