Organizaciones y centros cient铆ficos de excelencia que apoyan el trabajo de Infocyt



Publicado: 2014-02-27

CEAZA analiza en terreno los efectos del cambio clim谩tico en Ant谩rtica

Durante este verano austral, investigadores de varias l铆neas de trabajo del CEAZA viajaron a la Ant谩rtica para analizar desde distintos frentes el cambio clim谩tico en el continente helado. Cr贸nica elaborada por Patricio Jofr茅, del CEAZA, el 27 de febrero de 2014.

Durante 2 a 3 semanas equipos de ecología terrestre y glaciología del CEAZA efectuaron labores científicas en las bases antárticas polaca Arctowski y en la chilena Gabriel González Videla. Estos trabajos se llevaron a cabo en el marco de diferentes proyectos del Fondo de Desarrollo Científico y Tecnológico (FONDECYT) y del Instituto Antártico Chileno (INACH). Las actividades en terreno significaron un gran esfuerzo logístico combinado entre INACH, la Armada de Chile y los científicos CEAZA. En la práctica los dos equipos realizaron la travesía en avión desde Punta Arenas y en embarcaciones de diferente tamaño para llegar a los diversos lugares de estudio y de esa manera conseguir sus objetivos.

Efecto de hongos bajo condiciones actuales y de cambio climático

El equipo de ecología terrestre de CEAZA trabaja en el proyecto FONDECYT “Efecto de los hongos endófitos en el desempeño ecofisiológico y respuesta bioquímica de Deschampsia antarctica (o pasto antártico) bajo condiciones actuales y de cambio climático simulado”. En este contexto, los científicos Dr. Rómulo Oses y Dr. Marco Molina-Montenegro, más el estudiante de doctorado Ian Acuña,  realizaron un primer muestreo de material vegetal de la especie sujeto de estudio, en distintas localidades dentro del continente antártico.

Ellos se dividieron en dos grupos, uno de los cuales trabajó en la base polaca durante diez días y en la chilena y el otro en la Isla Lagotellerie y en Bahía Margarita, durante 5 días. En ese período los grupos colectaron ejemplares para los estudios posteriores.

Durante el segundo año de la iniciativa los investigadores realizarán experimentos en condiciones controladas y en terreno antártico con dos líneas de plantas, una a la cual se le removerá completamente la infección de hongos endófitos. La segunda, generada a partir de la primera línea, a la cual se le agregará un hongo endófito para generar la infección selectiva.

“Con estas dos líneas de plantas vamos a ir nuevamente a la Antártica y replantaremos estos individuos para medir como les va en esas condiciones. Los resultados deberían indicar que si removemos los hongos endófitos las plantas experimentarán un mayor rigor de las condiciones ambientales, perderán adaptación, lo que impactará en su crecimiento, la capacidad de producir antioxidantes o protectores para bajas temperaturas y así también la capacidad de reproducirse en condiciones ambientales estresantes como son las condiciones actuales”, explica el Dr. Oses.

El investigador señala que como el cambio climático tenderá a hacer más cálido el ambiente antártico, a partir del incremento de la temperatura, derretimiento de hielo, mayor disponibilidad de agua y nutrientes, entonces, en ese contexto, se verá si la “relación simbiótica es tan relevante como se pensaba hasta hoy”.

Entendiendo la respuesta del glaciar al cambio climático

En este viaje el equipo de glaciología CEAZA trabajó en dos iniciativas. Una de ellas es el proyecto FONDECYT de iniciación “Entendiendo la respuesta del glaciar al cambio climático en Chile”.

A través de este estudio los científicos tratan de comprender la relación clima-glaciar desde diferentes localizaciones de glaciares a lo largo de Chile, con el fin de utilizar este conocimiento para predecir futuras respuestas al cambio climático.

La Dra. Shelley MacDonell, líder del área de glaciología CEAZA, explica que existen tres sitios: uno en el Norte chico (glaciar Tapado), otro en Chile central (glaciar Universidad) y otro en Antártica (glaciar Ecology). “Este viaje fue uno de tres que esperamos realizar para investigar el sitio en Antártica”.

“En esta oportunidad planeamos instalar una estación meteorológica automática y equipamiento para medir la pérdida de hielo desde la superficie del glaciar Ecology. Como se trataba de la primera temporada, el plan fue conocer el sitio y planear el siguiente terreno, después de considerar problemas logísticos y de acceso al sitio”, detalla.

Comenta que una de las principales dificultades fue el tiempo excesivamente ventoso y con mucha nieve, lo que significó que no pudieron trabajar todos los días. Sin embargo, lograron instalar la estación. Añade que esta experiencia les sirvió para tener una mejor visión del sitio y volver preparados para la próxima temporada.

La investigadora, quien trabajo con los integrantes CEAZA MSc. Sebastián Vivero y Dr. Michal Petlicki, también señala tuvieron mucho apoyo del grupo de la estación de Arctowski y del Programa Antártico Polaco.

Al igual que para el equipo de biología terrestre, para ellos también fue la primera temporada de tres del proyecto. La próxima esperan realizar estudios más amplios, con la ayuda del profesor visitante Dr. Sean Fitzsimons de la Universidad de Otago, Nueva Zelanda.

Durante este mismo viaje el equipo de glaciología también efectuó actividades relacionadas con el proyecto “para-ICE: hacia una mejor comprensión del desprendimiento de hielo”, financiado por el Instituto Antártico Chileno (INACH) y liderado por el Dr. Michal Petlicki.

A través de esta iniciativa, donde también colaboran Carlos Mendoza de la Universidad de Concepción y la Dra. Malgorzata Blaszczyk de la Universidad de Silesia, Polonia, los investigadores intentan relacionar la frecuencia y magnitud de los eventos de desprendimiento de hielo con factores de forzamiento ambiental, tales como la temperatura del aire y del océano, la intensidad del derretimiento glacial y el rango de las mareas y olas del mar.

Más información y fotografías en la sede web del CEAZA.

 

volver



Otros articulos de Ciencia