Organizaciones y centros cient铆ficos de excelencia que apoyan el trabajo de Infocyt



Publicado: 2014-02-03

Diez mil chilenos ser谩n protagonistas en estudio sobre c谩ncer y enfermedades cardiovasculares

Gracias al nuevo Centro FONDAP de Enfermedades Cr贸nicas, durante diez a帽os, un grupo de profesionales de las dos principales universidades nacionales realizar谩 un seguimiento a diez mil personas adultas, de la comuna de Molina, Regi贸n del Maule. La zona es reconocida por tener alta incidencia de c谩ncer y problemas cardiovasculares. Noticia elaborada por la Periodista Carolina Todorovic, Agencia In茅s Llamb铆as Comunicaciones.

Por primera vez en Chile, un equipo de científicos y profesionales, realizará un completo estudio poblacional (“cohorte”), para analizar los factores de riesgo vinculados al desarrollo de patologías crónicas de alto impacto, como son: el cáncer y las enfermedades cardiovasculares.

Se trata del nuevo Centro Avanzado en Enfermedades Crónicas financiado por FONDAP (Fondos de investigación en Áreas Prioritarias) de CONICYT recientemente adjudicado a fines del pasado año, mediante el cual, se efectuará un seguimiento por diez años a población adulta perteneciente a la comuna de Molina, Curicó, incorporando a más de diez mil personas -hombres y mujeres-, de entre 45 y 74 años de edad.

El equipo está conformado por académicos de la Universidad de Chile y Pontificia Universidad Católica de Chile:   Dr. Sergio Lavandero (Director), Catterina Ferreccio (Directora alterna) y los investigadores Andrew Quest, Marcelo Kogan, Alejandro Corvalán y Pablo Castro. Además,  colabora el Dr. Ken Cantor, médico estadounidense especialista en el diseño e implementación de estudios epidemiológicos sobre factores ambientales, especialmente, el uso de pesticidas. Este profesional, actualmente se encuentra en Chile para apoyar las gestiones del equipo investigador.

Según explica la Dra. Catterina Ferreccio, epidemióloga del Departamento de Salud Pública de la Pontificia Universidad Católica de Chile, el nuevo Centro FONDAP busca investigar “las causas de diversa índole que puedan conducir al desarrollo de enfermedades crónicas en nuestro país, lo que incluye factores ambientales, ocupacionales, conductuales y genéticos, y que están presentes en el diario vivir de estas personas”.  Dentro de ese registro, se buscará identificar los tipos de pesticidas a los que la población ha estado expuesta y la frecuencia con que sucede.

Zona de alto riesgo

¿Por qué pesquisar la zona de Molina? El Dr. Andrew Quest, académico del Instituto de Ciencias Biomédicas de la Facultad de Medicina de Universidad de Chile, señala que la elección se debe a que en dicha zona existe  mayor incidencia de cáncer y problemas cardiovasculares. “Es un sector muy rural y se piensa que esta prevalencia puede estar vinculada a la exposición a factores ambientales, como son los pesticidas  usados ampliamente en la agricultura de la zona, o también al consumo excesivo de alcohol”, explica.

Por otro lado, la Dra. Ferreccio comenta que esta comuna no presenta tasas de migración importantes y que la población suele dirigirse siempre al mismo recinto hospitalario, lo cual facilita enormemente su seguimiento.

La implementación del proyecto  se estima para comienzos del 2014, donde en principio se debe informar de los detalles a la comunidad una vez aprobados los permisos de bioética. “Primero tomaremos los consentimientos informados, haremos una encuesta, después viene una fase de extracción de muestras y enseguida, realizaremos el seguimiento a toda la población de estudio durante los diez próximos años. Y en el transcurso del tiempo analizaremos cómo se van desarrollando ciertas enfermedades, entre ellas, el cáncer de vesícula y gástrico”, señala el Dr. Andrew Quest.

El examen de salud inicial que se realizará a la población de Molina, contempla muestras de sangre, saliva y orina. Estos antecedentes serán guardados para realizar la comparación con futuros estudios a las mismas personas por parte de los investigadores del Centro y otros investigadores chilenos y extranjeros.

 Experto en pesticidas

 Los profesionales están afinando detalles del proyecto, y para ello, cuentan con el apoyo del Dr. Ken Cantor, epidemiólogo del Instituto Nacional del Cáncer (NCI), Bethesda y máster en Salud Pública, de la Universidad de Harvard. El especialista, se encuentra en Chile para colaborar en la elaboración de los estudios y consultas referidas a las exposiciones ambientales, particularmente, al uso de pesticidas y calidad del agua potable. “Con este aporte tendremos estándares de clase mundial”, señala Catterina Ferreccio.

“He trabajado extensamente en zonas agrícolas de Estados Unidos y otras partes del mundo, donde hay comunidades campesinas,  abordado la exposición de la población al uso de pesticidas. Así es que, a través de mi experiencia puedo colaborar con algunos detalles del proyecto a realizarse en Molina”, comenta el Dr. Cantor.

Uno de los aportes del epidemiólogo  internacional es la identificación de los factores ambientales que originan la aparición de enfermedades crónicas. “Hemos identificado que los mayores problemas generados con el uso de pesticidas, son el cáncer, los problemas neurológicos, y cardiovasculares”, comenta.

Asimismo, ha detectado que un elemento específico de daño a la salud, es la presencia de nitrato en el agua potable de localidades rurales. Según explica, se ha observado que este elemento químico se vuelve tóxico para el organismo cuando ingresa al agua que se usa para beber. Esto sucede por ejemplo, mediante las fecas de animales como vacas y caballos, que contaminan las orillas de canales o lugares donde existe agua. Sin embargo, el epidemiólogo explica que el nitrato proveniente de las deposiciones no sería dañino al utilizarse como abono para vegetales y plantas, ya que éstos contienen importantes dosis de vitamina C, que logran revertir y proteger de los efectos nocivos. 

Para la Dra. Catterina Ferreccio este punto es muy importante, ya que según comenta, en la localidad de Molina, existe uso de nitrato, por ejemplo, en la conservación de ciertas carnes y embutidos, como el charqui. De esta forma, las personas estarían ingiriendo el componente y exponiéndose a sus perjuicios.

Visión de futuro

Una vez identificados todos los factores de riesgo, las cifras y otros objetivos contemplados en el nuevo Centro  FONDAP, los científicos esperan que estos datos puedan ser utilizados en beneficio de políticas de salud pública, así como también, de herramientas para complementar otros estudios sobre prevención y tratamientos,  como por ejemplo, las investigaciones en cáncer gástrico, desarrolladas por los Dres. Andrew Quest y Alejandro Corvalán o en enfermedades cardiovasculares lideradas por los Dres Pablo Castro y Sergio Lavandero.

Fuente: Carolina Todorovic. Agencia Inés Llambías Comunicaciones

 

volver



Otros articulos de Ciencia