Organizaciones y centros científicos de excelencia que apoyan el trabajo de Infocyt



Publicado: 2014-01-09

Estudio del CEAP busca revalorizar uso de los cuescos de cereza

De residuo a producto con valor comercial. En asociatividad con investigadores de la Universidad de Talca, en el Centro de Estudios en Alimentos Procesados (CEAP) se encuentran desarrollando un proyecto que busca caracterizar y evaluar técnica y económicamente la utilización del aceite extraíble del cuesco de las cerezas, así como la elaboración de paneles a partir de la fracción de cuesco resultante. Nota elaborada por la Periodista Marcia González, encargada de Comunicaciones del CEAP, publicada el 28 de diciembre de 2013.

El consumo de cerezas en conservas a nivel nacional ha aumentado considerablemente en el ultimo tiempo y en la Región del Maule se producen cerca de 5.000 toneladas de este producto.

Los cuescos o carozos de cerezas que se extraen de la elaboración de marrasquinos, mermeladas, pastas, conservas deshuesadas, frutas deshidratadas, son algunos de los tantos desechos de esta industria y en esta zona se generan cerca de 2.500 toneladas de ese residuo.

Este subproducto (o residuo) actualmente  tiene muy poca utilidad industrial y agropecuaria, ya que por su alta dureza y contenido de ácido cianhídrico, no puede utilizarse para alimento de animales, ni como abono agrícola, debido a su larguísimo período de descomposición, por lo que se es considerado un contaminante ambiental.

Eso hasta ahora – y es que el  CEAP, en su constante trabajo por abordar soluciones enfocadas a mejorar la sustenbilidad del sector agroindustrial- y en asociatividad  con investigadores de la Universidad de Talca, se encuentran desarrollando un proyecto que busca caracterizar y evaluar técnica y económicamente la utilización del aceite extraíble del cuesco de las cerezas, así como la elaboración de paneles a partir de la fracción de cuesco resultante.

Paneles y aceite

Basándose en el hecho de que este residuo está compuesto de lo que podemos denominar “madera de alta dureza”, es que la iniciativa propone moler el cuesco,  lavarlo con solventes orgánicos para extraer el aceites contenido en su semilla y con este material resultante,  fabricar láminas y comparar sus propiedades con materiales como el trupán, melamina, madera prensadas ,etc., utilizados en la construcción o mueblería.

Con este nuevo material proveniente del cuesco se podrá disponer de una materia prima de bajo costo y alta dureza, con propiedades muy deseables en la fabricación de los mencionados paneles; pero además  con el aceite obtenido de esa extracción, se pretende estudiar sus propiedades químico - físicas, para así proponer aplicaciones tales como, su uso como lubricantes, impermeabilizante de maderas, pesticida, plaguicida o su uso en la fabricación de biocombustible.

La investigación se encuentan en su etapa final y sus resultados estarán disponibles proximamente.

Fuente: EN BUSCA DE LA REVALORIZACIÓN DE LOS CUESCOS DE CEREZAS: DE RESIDUO A PRODUCTO CON UTILIZACIÓN COMERCIAL

volver



Otros articulos de Innovación