Organizaciones y centros científicos de excelencia que apoyan el trabajo de Infocyt



Publicado: 2013-12-13

En la Usach Investigan efecto de las nanopartículas en el suelo chileno

Académico del Centro para el Desarrollo de Nanociencia y Nanotecnología (CEDENNA), a través de un proyecto Fondecyt de Iniciación, investiga el efecto de las nanopartículas en suelos chilenos. Hasta ahora no se sabe si los suelos de origen volcánico de nuestro país están más propensos a contaminarse por la acción de nanopartículas en las napas subterráneas. Por la Periodista Lorena Jiménez. Información enviada por el Departamento de Comunicaciones de la Universidad de Santiago, Usach, el día 13 de diciembre de 2013.

La nuevas tecnologías aplicadas al diario vivir han logrado que ciertos procesos sean más eficaces, inclusive los domésticos. Un ejemplo es la incorporación de nanotecnología a las lavadoras, donde las nanopartículas (NP) de plata ayudan, por su capacidad bactericida, en el proceso de lavado fluyendo luego por las cañerías. Sin embargo, y a pesar de la mejora en la calidad de vida que producen estos avances, pocos se han detenido a analizar el daño que producen, por ejemplo, en el comportamiento de los suelos.

En Europa se han desarrollado estudios en la materia, donde señalan que las NP de plata y hierro movilizan tanto nutrientes como contaminantes a las profundidades, afectando las propiedades hidráulicas. No obstante, dichas investigaciones se han desarrollado en suelos Molisol e Inceptisol, ambos muy distintos al chileno.

Desde esta incógnita comienza la investigación del experto en fisicoquímica de la Universidad de Santiago, Posdoctor Nicolás Arancibia. Enmarcado en un Fondecyt de Iniciación denominado “Papel de las nanopartículas como nanovector de elementos traza en suelos de origen volcánico: Efecto de las propiedades físico-químicas del suelo”.

En este proyecto se busca determinar cómo el uso de las NP puede afectar al particular suelo chileno, clasificados como Andisoles y Ultisoles, los cuales se originan por la actividad volcánica, conteniendo material piroclástico como cenizas y vidrios volcánicos. Esto lo hace altamente poroso, ligero, entre otras características, repercutiendo considerablemente en su fertilidad y haciéndolos aptos para la agricultura.

 “La idea es ver qué tipo de características físico-química y tipo de suelo podrían afectar en mayor medida la movilidad de contaminantes transportados por nanopartículas a nivel trazas. Buscamos diferenciar posibles rutas de contaminación y así después llegar a predecir que determinada característica del suelo con este ingrediente genera una bomba tóxica en el tiempo, o por otro lado estabiliza el sistema. No estoy buscando ni buenos ni malos, sino conocer el sistema en términos generales”, explica el académico.

Dicha tarea se desarrollará durante los próximos cuatro años, fragmentados en tres instancias de trabajo. En la primera será un estudio del sistema en un ambiente controlado de laboratorio, la segunda será hacer el mismo estudio pero con la presencia de los suelos, y por último, la tercera etapa corresponde a las caracterizaciones.

Según el doctor, está última parte es la más interesante y novedosa, señalando que en “las caracterizaciones de suelo en Chile se usan técnicas que aún no son muy avanzadas.  En este proyecto se realizarán pasantías en Francia donde podremos determinar mecanismos y caracterizaciones con las técnicas de sincrontron”.

Cuando se le consulta ante los aportes que podría traer su investigación a la sociedad, el profesor señala que la principal contribución es generar conciencia, indicando que “la información que se puede generar puede servir para prepararnos ante posibles eventos, como tratar contaminantes en determinado suelo, como hacer un fertilizante inteligente que te permita mejorar el rendimiento del cultivo, etc.”

No obstante, puntualizó que más allá de la legislación, propia de las autoridades, busca generar conciencia en las futuras generaciones de estudiantes del área. Puntualiza que serán ellos los mayores beneficiados con el desarrollo de conocimiento de cómo se comportan los suelos ante las nanopartículas.

“Busco generar conciencia en las personas que se están formando, mostrándoles que las cosas no son como parecen, ni tan maravillosa ni tan malas, y que para determinarlo es preciso hacer un análisis crítico y objetivo. A su vez, la incorporación de estudiantes en el estudio producirá a la larga mejores profesionales en el área, siendo este también un objetivo del proyecto”, expresó el académico. 

Sitio Web CEDENNA: http://cedenna.cl/en/

Fuente: Comunicaciones Usach

volver



Otros articulos de Innovación