Organizaciones y centros científicos de excelencia que apoyan el trabajo de Infocyt



Publicado: 2017-05-06

El significado de Innovar: entrevista con expertos de INGENIO (CSIC-UPV)

Los doctores Elena Castro e Ignacio Fern√°ndez de Lucio est√°n adscritos desde su fundaci√≥n, al Instituto de Gesti√≥n de la Innovaci√≥n y del Conocimiento (INGENIO) de la Universidad Polit√©cnica de Valencia, en Espa√Īa. Expertos en estrategias regionales de Innovaci√≥n, son los autores del libro "El Significado de Innovar". Entrevista elaborada por la periodista cient√≠fica Bernardita Skinner para el bolet√≠n INNOVANZA, del Observatorio Regional en Innovaci√≥n, perteneciente al Centro de Estudios Avanzados, CEA, de la Universidad de Playa Ancha.

En el marco del proyecto FIC INNOVANZA de la Universidad de Playa Ancha y el Gobierno regional de Aysén, Elena Castro e Ignacio Fernández visitaron Chile para realizar el conversatorio “Innovar para Gobernar: Visiones, Experiencias e Infraestructuras de Interfaz en la Promoción Tecnológica en Sistemas Regionales e Insulares de Innovación", que se llevó a cabo en la ciudad de Coyhaique.

Durante su visita quisimos ahondar en el concepto de innovación, su significado y cómo ha cambiado la connotación de éste a través de los años. Para ello, le preguntamos a ambos expertos:

¿Qué es innovar?

Según señala Ignacio Fernández de Lucio, "Innovar es muy fácil, es cambiar la manera de hacer las cosas. No hay que pensar que se innova solamente a través de la I+D, sino que es cambiar la manera de hacer las cosas (...) ya sea por medio de la  I+D, o por la absorción de conocimientos, cambiando la manera de organizar las cosas, o de relacionarse, o de comercializar los..."

"Los procesos productivos, la maquinaria", continúa Elena Castro, completando la idea.

¿Qué papel juega la ciencia aplicada, o bien cómo se conecta la ciencia con la empresa y con el Estado?

Elena Castro: "Hay un tipo de sectores empresariales que dependen del conocimiento científico. Por ejemplo, las vacunas basadas en ingeniería genética, o por ejemplo la nanotecnología. Hay una serie de áreas, de empresas, de sectores de alta tecnología, que son muy dependientes de los nuevos conocimientos científicos que van saliendo y se llaman así, sectores dependientes de la ciencia, tales como la electromedicina, la nanotecnología, la farmacia, los sectores de producción de medicamentos o de vacunas, o de anticuerpos, o de kit de diagnóstico de enfermedades (veterinarios y humanos). También el mundo de la producción vegetal puede ser dependiente de la ciencia si estamos utilizando nuevas variedades de vegetales obtenidas mediante procesos biotecnológicos".

¿Es difícil que el sector empresarial vea esto como una necesidad?

Elena Castro: "Claro, los sectores que dependen de la ciencia suelen saber que para avanzar necesitan ese nuevo conocimiento científico, pero hay otros muchísimos sectores, por ejemplo la fabricación de papel, la fabricación de juguetes, de calzado, de textiles… "

¿Qué significa que la innovación haya pasado de ser "lineal" a ser "interactiva", ¿cómo es eso?

Elena Castro: "Cuando se aplican políticas, se necesita tener detrás una cierta representación de aquello que quieres promover. Si quieres promover la innovación, necesitas entender cómo funciona el proceso. Después de la Segunda Guerra Mundial se utilizó mucho conocimiento científico aprovechando que la mayor parte de los físicos europeos judíos se tuvieron que ir a Estados Unidos, entonces se les ocurrió que podían contribuir. Contribuyeron a la defensa, contribuyeron a crear armas más potentes.

 Y lo que pensó Roosevelt es 'si la ciencia me ayudó en la guerra, por qué no me ayuda en la paz'. Y de ahí arranca la idea de que efectivamente es posible que invirtiendo en un conocimiento científico nuevo, la paz que estaba desarrollando Estados Unidos pudiera estar basada en ese conocimiento. Entonces ahí estaba la idea. Yo tengo que producir investigación y luego tengo que hacer que esa investigación llegue a los sectores que la necesitan. Y sí que se desarrollaron cosas, en la agricultura, en la electro medicina, en muchos ámbitos. Pero esa concepción de cómo sucedía el proceso funcionaba bien en algunos ámbitos, no en todos. Entonces hubo que seguir estudiando.

Lo que hicieron fue estudiar una serie de casos, estar como quien dice, 'de infiltrado' en una empresa, viendo qué hacen, cómo lo hacen y con quiénes se relacionan, lo que llevó a conceptualizar de otra manera los sistemas, de una manera más amplia que sirve para más sectores. Se vio que dentro de la empresa es donde sucede de todo y la empresa "tira" (aprovecha, utiliza) del conocimiento que tiene. Si no tiene, busca afuera. Y si no tiene dentro ni fuera, lo genera.

Es darle la vuelta completamente al concepto que, pasó de 'esperar que me caiga el conocimiento científico y usarlo', a 'yo tiro del conocimiento que tengo'. Es como en casa: Tú no bajas a comprar pescado si ya tienes pescado en casa, si ya tienes conocimiento tiras de tu conocimiento, si no, buscas donde lo hay. Hay muchas fuentes de conocimiento, hay bases de dato, hay publicaciones científicas, hay fabricantes de maquinaria, hay fabricantes que saben mucho. Entonces la empresa tira y cuando nadie le da el conocimiento es cuando investigan.

¿Entonces es al revés de lo que se pensó en la época de Roosevelt, según lo propuesto por Vannevar Bush?

Elena Castro: Lo que venía a decir Vannevar Bush a Roosevelt era 'usted invierta en investigación, que llegará, como le pasó en la guerra'. En la guerra se aprovechó todo el desarrollo científico que había, y eso mismo le vale en la paz, pero eso es un problema de  velocidad. Cuánto tarda en llegar ese conocimiento  que necesitas, a las empresas individuales."

Ignacio Fernández de Lucio: "Eso mismo pasa en salud, en lo que llaman investigación traslacional, lo que quieren es que pase rápidamente y, para eso, tienes que hacer otras..."

Elena Castro: "... eso te lleva a hacer otras políticas, no basta con invertir en ciencias y esperar a que venga. Por ejemplo, favorecer la relación entre los científicos y las empresas para que el camino sea más rápido."

¿Y cómo se hace eso?

Elena Castro: "Tienes muchas maneras de hacerlo; una que se ha hecho en muchos contextos, en EEUU y en otros países, es darle dinero a las empresas para innovar siempre que trabajen con un centro de investigación, o bien darle dinero a los centros de investigación siempre que vayan con una empresa. Tú pones las condiciones pero también hay otras condiciones, como establecer la participación de científicos en las ferias tecnológicas. Tú estás haciendo que las universidades vayan donde van las empresas, entonces las ven y dicen             'resulta que saben hacer estas cosas, qué interesante'.“

Ignacio Fernández de Lucio: "O creando estructuras de interfaz que son las que intentan poner en relación a algunas empresas y  a los centros de investigación."

Elena Castro: "Una cosa que decíamos hoy en un seminario que estábamos teniendo es que muchas veces la empresa no sabe hacer lo que sí sabe hacer la universidad. La universidad está en sociedad, pero no sabe lo que hace. Hay un trabajo por parte de la universidad que es decir 'mire, ésta es mi oferta' y ponerla en público. Ahora es muy fácil porque tenemos Web, antes tenías que ir con un catálogo de oferta científica a la feria y enseñarla en papel."

Ignacio Fernández de Lucio: "O simplemente hacer reuniones, espacios donde coincidan las empresas, o sus gerentes o propietarios, eso quizá sea más efectivo; espacios donde tengan contacto los empresarios con los investigadores, y empiecen a conocerse, y de esas relaciones, algunas van a cuajar.

Y en el caso de la innovación social, ¿cómo se fomenta?

Elena Castro e Ignacio Fernández coinciden en que se trata de un caso "muy particular" y "más nuevo".

Ignacio Fernández de Lucio: "El problema es que los fines son sociales, ya no tienes nada de tecnología, tienes que aplicar nuevos conocimientos pero a un rol social. Pero no lo haces de la misma manera que en la industria, ahí intervienen otros agentes. La innovación social es social por los fines, pero también por los medios que tú pones."

Elena Castro: "Eso ha surgido mucho en el contexto de una extrema necesidad, por ejemplo, en los últimos años que en Europa hemos estado con una crisis muy fuerte, las comunidades, los vecinos, han tratado de resolver sus problemas de otras maneras diferentes y han surgido iniciativas como los 'bancos de tiempo', que es gente sin trabajo, pero que sabe hacer cosas, entonces llegan a un sitio Web  y dicen 'ofrezco horas de informática', 'ofrezco horas de inglés', 'ofrezco hacer comida, llevar los niños al colegio,  etc'. Entonces ahí el intercambio es por horas, otra señora pide una hora de informática pero a cambio ofrece a otra persona una hora de planchado. Ha sido una especie de trueque pero ha sido muy apoyado por los alcaldes (...) algunos casos han sido vía Web, pero en otros casos ha sido que el alcalde ha puesto una oficina donde la gente se ha ido a apuntar. En otros casos tienes antropólogos que se reúnen con comunidades a las que les ayudan a estudiar su problema. Y ahí hay una aportación más científica porque les ayudan a utilizar el método científico para ver los problemas que tienen y encararlos. Ahí hay un acompañamiento por parte de antropólogos, porque es la gente que está más especializada en trabajar con comunidades, es una visión sistémica increíble.

Ignacio Fernández de Lucio: Claro, eso lo pueden utilizar también por ejemplo los antropólogos en jardines y zonas muy desfavorecidas, en mejorar los parques en vez de que sean lugares peligrosos (...)los toman para hacer un parque mucho más habitable que no sea peligroso y, encima, aquello tenga cierta belleza, cómo se puede cambiar la fisonomía de un sitio de peligroso y feo a algo de lo que ellos mismos estén orgullosos y cuiden."

Elena Castro: "Una innovación social de las más conocidas de América Latina son las bibliotecas de Medellín. Medellín era tremendamente peligrosa hasta que un alcalde pensó que si la gente estaba leyendo, no estaría delinquiendo, y con esa base tuvo una capacidad enorme para movilizar a la cooperación de varios países. Dijo a España 'págame una biblioteca'; a Suecia, ' págame una biblioteca', y se ha llenado de bibliotecas, cambiando el paisaje y esa ciudad notablemente."

¿Tienen una visión de cómo se ha innovado en América Latina, o en Chile al implementar estrategias regionales de innovación?

Elena Castro: "En Europa se implementó porque la comisión europea tiene un núcleo de gente muy buena, gente tremendamente bien formada en las direcciones generales, por ejemplo, que estudiaron de qué manera podemos hacer para que las regiones (dentro de los países hay enormes diferencias y una de las cosas que Europa ha pretendido por lo menos hasta ahora es que no hubiera esa polarización) intentan disminuir las diferencias y para eso se desarrolló una metodología completamente europea y es lo que han tratado de trasladar a aquí (estrategias regionales de innovación)."

Ignacio Fernández de Lucio: "Se ha hecho en muchos países, se ha hecho en Colombia y en México, donde los estados son las regiones y, también en Colombia, el sentimiento regional es muy fuerte. Quizá el único caso en que el sentimiento regional no es tan fuerte es en Chile, pero hay que tener cuidado porque la gente de Antofagasta tiene también su sentimiento regional y Aysén también y la Araucanía también lo tiene".

Elena Castro: "Es que cada región tiene una vida, una historia, un contexto geográfico y cultural determinado, entonces no se puede pensar que con esa base tan diferente vamos a tener desarrollos homogéneos. Entonces, intentar que cada región busque y diseñe su futuro sobre la base de su pasado, sabiendo lo que es y lo que fue."

Ignacio Fernández de Lucio: "Por eso aquí se ataca mucho a Santiago, por el centralismo"

Elena Castro: "Otra cosa bonita que aquí ha costado pero que se ha podido lograr, es que para que de verdad sea una estrategia regional tienen que participar los actores, y ha habido sitios donde ha sido más fácil y otros no tanto, lograr la participación activa de los agentes."

¿Qué les parece la Estrategia Regional de Innovación de Aysén?

Elena Castro: "La estrategia está bien lo que leí de ella, tampoco me la he estudiado lo importante es ver cómo la implementan, el papel aguanta todo."

Ignacio Fernández de Lucio: "…tiene atención a la innovación social, al turismo, o sea que los ejes están bien, el problema ahora es cómo la pueden desarrollar, cómo hay una unidad de gestión que sea la que se preocupe de cómo el consejo (CORE) la hace propia independientemente de que cambien allí los consejeros. Queda la faena más difícil, de cómo va a continuar, pero está bien diseñada la estrategia."

Desde el 2014 al 2016 que se ha estado implementando, está diseñada hasta al 2020

Elena Castro: "Los arranques siempre son costosos, no tienes costumbre de hacer algo...la primera vez que vas a trabajar a un sitio te cuesta llegar, y luego ya optimizas, vas por el camino más corto."

Ignacio Fernández de Lucio: "El Gobierno allí tiene mucha importancia porque es el que tiene que tirar del carro en cierta manera, entonces hay que ver que no vengan otros gobiernos y se corten todos los esfuerzos. Ese es el problema, que haya una continuidad, que se esté de acuerdo con una estrategia que está bien definida, que se cree una unidad de gestión dentro del GORE en donde pueda quedar una memoria histórica de la estrategia y que eso se pueda continuar. turístico darle más contenido, valorizar el territorio, no hay que presentarlo sólo de manera salvaje, hay que trabajarlo bien."

Elena Castro: "Y hacer una oferta donde queden claras las posibilidades y potencialidades que tiene, tener una buena difusión hacia fuera. Ahora la tecnología ayuda mucho, si tienes una buena Web la ven desde afuera, si eres capaz de meterte y manejar Trip advisor, Facebook y otras cosas que hay por ahí, si eres capaz de poner tu región en el foco."

 Ignacio Fernández de Lucio: "La rosa mosqueta es un cultivo muy de allí (de la Patagonia) pero que tiene una gran trascendencia en belleza en todo el mundo, pero que vayas a allí y te enseñen solamente el arbusto…"

Elena Castro: "No hemos visto ningún sitio donde poder comprar los productos."

Ignacio Fernández de Lucio: "No solamente esto. Que cuenten la historiaEse es el peligro. Y con este proyecto de INNOVANZA puede desarrollarse."

Elena Castro: "Hay un efecto muy importante, que es cuando se arma un proyecto de esta naturaleza es que el ejemplo funcione, si consigue que hayan iniciativas que vayan funcionando, es el mecanismo de bola de nieve, 'como esa funcionó nos animamos a la siguiente y vamos creciendo'."

¿Sería una nueva unidad que involucre a otros sectores?

Elena Castro: "O que se encuentren, que sean capaces de trabajar juntos, se trata de que trabajen de otra manera."

Ignacio Fernández de Lucio: "No tiene que involucrar a todos, es una unidad de gestión que tiene que relacionarse con todos."

En el Gobierno Regional existe una unidad de innovación

Ignacio Fernández de Lucio: Esa podría ser siempre que no le pongan a hacer otros trabajos. Una agencia es mejor porque está únicamente dedicada a la innovación, pero si a esa unidad no le dan otros trabajos, lo que tiene que hacer es tener una gran capacidad de relación con todos los otros servicios…porque la innovación allí en el sector público (en Aysén) representa el 90%."

En el conversatorio que realizaron en Coyhaique se destacó el rol de la innovación social y la innovación en la gestión pública como lo más importante , ¿están de acuerdo?

Ignacio Fernández de Lucio: "Es la gestión pero también que el sector público marque unos ejes bien claros y apoye esos ejes de desarrollo, por ejemplo el turismo, que lo apoye, que tenga subvenciones para hacer rutas, que lo anime, más que subvenciones es que haya un papel de animador, de dinamizador para que eso sea posible" Elena Castro: "De generar espacios para que se encuentren, ir haciendo cosas que salgan bien, difundirlas, para que todo el mundo sepa que salieron bien, vigilarlas, cuidarlas. Una de las cosas donde pueden innovar es la propia relación con los ciudadanos."

¿Cómo se hace partícipe a la ciudadanía en una región que tiene el 80% de sector público?

Ignacio Fernández de Lucio: "Pues, creando una conciencia colectiva, tengo entendido que se opusieron a la creación de un pantano -Patagonia Sin Represas- hay que crear esa conciencia colectiva."

Ignacio Fernández de Lucio: "Lo que echo en falta de que no se haya pensado en colaborar con la Patagonia Argentina, crear sectores mixtos de investigación, o rutas conjuntas."

Elena Castro: "Debe haber mucho intercambio. Las relaciones fronterizas son muy ricas, porque tienen culturas comunes, claro, las fronteras son posteriores."

Ignacio Fernández de Lucio: "Puedes pensar una estrategia en el futuro que sea la gran Patagonia, que tenga ciertos objetivos comunes, eso existe en Europa."

Ignacio Fernández de Lucio: "O una universidad, un campus, creo que ahí hay un camino. O investigaciones del medio ambiente de la Patagonia". 

volver



Otros articulos de Innovación