Organizaciones y centros científicos de excelencia que apoyan el trabajo de Infocyt



Publicado: 2015-06-04

Truficultura chilena busca ampliar canasta de productos exportables

Desarrollar estrategias comerciales que permitan posicionar a Chile en los mercados internacionales como un país exportador de trufa negra certificada, es el principal objetivo que se propone esta iniciativa apoyada por la Fundación para la Innovación Agraria (FIA) y ejecutada por la empresa Agrobiotruf, responsables de la gestión de un 80% de las truferas que hoy existen en Sudamérica. Nota desarrollada por el Departamento de Comunicaciones de FIA. Publicada el día 2 de junio de 2015.

En este contexto, el ministro de Agricultura, Carlos Furche, junto al intendente de la Región del Maule, Hugo Veloso y el director ejecutivo de FIA, Héctor Echeverría, participaron de la primera cosecha de trufas del secano costero de la temporada, constatando en terreno el trabajo realizado por los truficultores del emprendimiento familiar “Trufas Hermanos Callejas”, pertenecientes a la Asociación de Truferos de Chile.

“Esta iniciativa, que sin duda tiene componentes de innovación, se presenta con buenas perspectivas, puesto que con el paso de los años las cosechas han aumentado su producción. Además, existe un mercado nacional e internacional interesado por este producto, por lo tanto, de seguir avanzando de forma positiva, podremos ampliar la canasta de productos exportables”, comentó el director ejecutivo de FIA, Héctor Echeverría.

El emprendimiento de los hermanos Callejas se inició el año 2005, obteniendo su mejor producción el 2013, con 18 kilos de trufa madura, que además es la que mayor peso ha registrado en el país, siendo comercializada a nivel nacional y a menor escala a nivel internacional.

Al respecto, el emprendedor y truficultor Rodrigo Callejas, explicó que “estamos pensando salir con este producto de forma masiva. Existen mercados atractivos como Brasil, en donde se consume mucha trufa, por lo que tenemos que posicionarnos de buena forma para realizar los envíos; además, este producto ha ganado terreno en Chile, sobre todo en el mercado gourmet, lo que es muy positivo para la truficultura”.

Realidad actual de la trufa en Chile

Hasta hace unos años era impensado que en Chile se realizaran producciones de trufa, pero hoy gracias al apoyo de la Fundación para la Innovación Agraria y la empresa Agrobiotruf, la truficultura es una realidad que se presenta como alternativa agroforestal de inversión a largo plazo para los productores, buscando posicionarse en los mercados nacionales e internacionales.

A la fecha existen entre 350 y 400 hectáreas, tanto productivas como en proceso de producción, las que están en manos de más de 60 productores distribuidos entre las regiones Metropolitana, O’Higgins, Maule, Biobío, La Araucanía, Los Ríos, Los Lagos y Aysén, resultados que permiten proyectarnos como un país exportador de trufa negra a los principales mercados internacionales.

Las primeras plantaciones de truferas se realizaron el 2003, utilizando como hospedero la encina (Quercus ilex), el encino común (Quercus robur), el avellano europeo (Corylus avellana) y Nothofagus sp., todos micorrizados con trufa negra (Tuber melanosporum), siendo la encina la especie que ha entregado los mejores resultados.

Cabe destacar que Chile fue el primer país de Sudamérica en cultivar esta especie —las primeras trufas fueron cosechadas en el 2009 en Panguipulli, Región de Los Ríos, con perros entrenados por la empresa Agrobiotruf— abriendo una nueva alternativa de negocio agrícola a largo plazo.

Es relevante señalar que el precio de venta del kilo de trufa fresca va desde los US$1.000 a los US$1.800 y que su cultivo puede llegar a ser muy rentable. El desafío de Chile es llegar a las 1.000 hectáreas productivas para el 2025, lo que posicionaría al país como un actor relevante a nivel internacional con el 10% del mercado mundial de trufas.

Fuente:Truficultura chilena busca ampliar canasta de productos exportables

volver



Otros articulos de Innovación