Organizaciones y centros científicos de excelencia que apoyan el trabajo de Infocyt



Publicado: 2015-05-19

Tecnología desarrollada en Chile permitirá mejorar el proceso de secado de nueces

Un innovador secador industrial de nueces, que promete mejorar sustancialmente la eficiencia del proceso de deshidratado, fue el principal resultado de un proyecto apoyado por la Fundación para la Innovación Agraria (FIA) y ejecutado por la empresa chilena Verdani, de propiedad del ingeniero enólogo e inventor Danilo Daneri. Noticia elaborada por el Departamento de Comunicaciones de la Fundación para la Innovación Agraria, FIA. publicado el día 19 de mayo de 2015.

Presentada hoy (martes 19) en las dependencias de la Fundación, la iniciativa que nació para determinar un secador capaz de maximizar el potencial deshidratador de acuerdo al tipo de clima de las diferentes zonas geográficas de Chile, cumplió su objetivo gracias a la incorporación de un sistema de reciclaje energético, semejante al de la industria del vino, además de incorporar tecnología de ajuste y control de proceso que permite su automatización a variables críticas.

“Lo importante de este proyecto es que integra al sector productivo que trabaja con tecnología, investigación, consultores y distintos productores. Es decir, una necesidad específica hace converger a distintas especialidades para encontrar una solución”, comentó María José Echegaray, subdirectora de FIA. “Al mismo tiempo, se enmarca en una estrategia que viene siguiendo FIA desde hace algunos años, la cual busca apoyar el desarrollo de los frutales para Chile, desde la adaptación de variedades importadas a la búsqueda de mejores calidades para una óptima rentabilidad”.

De esta manera, el Secador Verdani se plantea como una innovación para el proceso de deshidratación o secado de nueces y otros alimentos, a partir de su sistema semi-continuo automatizado en contracorriente. Cualidad que se condice con el ahorro energético del proceso, pese a su alto costo por el uso de gas licuado.

“Aunque el procedimiento nos permite ahorrar energía, el que ésta sea generada con gas licuado, encarece el costo. Sin embargo, lo importante es cómo reducimos el tiempo, porque las condiciones chilenas climáticas son muy buenas para hacer el secado, utilizando la misma energía para secar varias masas de nueces al mismo tiempo”, explica Roberto Coppelli, ingeniero en alimentos que trabaja en el proceso de deshidratación de Verdani.

Según el experto, ello permite también que la nuez se seque más rápido, formando los poros de deshidratación antes de que pase por el secado. Así, se consigue un fruto claro que tiene mayor valor en el mercado, altamente demandado por la repostería internacional.

“Aunque los resultados preliminares han demostrado que sí tenemos costos superiores (cerca de $50 por kilo el combustible de gas licuado, mientras que otros como el petróleo están a $28), este US$0,5 más alto en el mercado es significativamente mayor para los volúmenes que estamos deshidratando respecto a cualquier costo”, asegura Coppelli.

Innovación de alto impacto

El secado de nueces es un proceso vital para la rentabilidad de esta industria que actualmente atraviesa por un gran momento. Sin embargo, casi todos los equipos secadores de nueces que se utilizan en Chile son importados desde el Hemisferio Norte, y los que se fabrican en Chile son una fiel copia de los extranjeros.

Lo anterior, determina que la industria local no disponga de máquinas secadoras diseñadas en función del tipo de variedad de fruta que madura en Chile, ni de las condiciones climáticas que se dan en los lugares y en las fechas donde se realiza el proceso de deshidratado.

Los diseños de los secadores que actualmente se utilizan en Chile, provienen de Francia, Italia y Estados Unidos, no obstante en Chile las condiciones para el secado son superiores en todos los indicadores respecto a los países señalados.

Desde la invención del secador Verdani, se han llevado a cabo una serie de etapas para su creación, que incluyen investigación, diseño, construcción, pruebas y mediciones de los dos equipos secadores experimentales que se han probado.

En relación a esta última, durante la temporada de nueces marzo-abril 2015, en la localidad de Duao, Región del Maule, los equipos secadores Verdani fueron puestos a prueba mostrando resultados ventajosos en comparación a otros secadores de nueces producidos y/o comercializados en Chile, reafirmando, entre otras variables, la importancia de la continuidad en el proceso de secado, considerando la climatología local.

El prototipo Alfa, de 300 kg de capacidad, secó dicha masa en 15,8 horas promedio, mientras que el prototipo Beta, con 3.000 kg de capacidad, secó dicha masa en 16,2 horas promedio. En ambos casos, se secan nueces desde una humedad inicial de 45% hasta 8%. Asimismo, durante las pruebas la calidad del producto obtenido ha sido considerada alta, con lo que se logra un mejor precio de venta de mercado. Condiciones favorables que para Daneri, favorecerán la exportación de los productores de nueces.

“Si como productor me interesa sacarle el mejor precio posible a la nuez, yo no puedo ir a Alemania, Bélgica o a Dinamarca a vender 5 mil kg, porque no me tomarán en cuenta. Pero si voy con 100 mil o 200 mil kg, me van a considerar. Y si logro convencer y vender cerca de 1, 2 o 3 millones de kilos de nueces a un valor distinto, en este caso más caro por la calidad que resulta del fruto al pasarlo por el secado, va a ser bueno para el productor y para los importadores”, señala Daneri.

A juicio del ingeniero enólogo, tal resultado permite que el secador Verdani sea rentable en el corto plazo. “De aquí a cuatro años esperamos vender 600 secadores a un precio de 2 a 3 millones de pesos cada uno, lo que equivaldría a $200 millones, aproximadamente. En cuanto a la venta total de secadores, para este año la comercialización alcanzaría las 290 unidades para una producción nacional  estimada en 57 millones de kg de nueces a fines de diciembre”, afirma el emprendedor.

Respecto a la internacionalización de su invento, Daneri comenta que la máquina ha sido patentada en Chile por INAPI, sin embargo aún no vislumbra salida al mercado internacional en el corto plazo. Algo que, según Coppelli, podría concretarse con Argentina, al tener condiciones geográficas muy similares a las locales, sumado a su crecimiento en el rubro de la nuez.

 

Fuente: Nueces: Tecnología desarrollada en Chile permitirá importantes mejoras al proceso de secado

volver



Otros articulos de Tecnología