Organizaciones y centros científicos de excelencia que apoyan el trabajo de Infocyt



Publicado: 2015-01-30

¬°Al rescate del tomate limachino!

La alianza entre instituciones gubernamentales, universidades y productores locales, permitirá sacar adelante un proyecto emblemático, como es la valorización territorial, saludable y sensorial del tomate limachino para la Agricultura Familiar Campesina. Fuente: texto de Eliana San Martín, comunicaciones del INIA. Publicado en CREAS.cl

Con importante presencia de autoridades nacionales y regionales del agro, se dio inicio al proyecto “Valorización territorial, saludable y sensorial del Tomate Limachino para la Agricultura Familiar Campesina de la provincia de Marga Marga”.

Julio Kalazich, Director Nacional del Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA), organismo ejecutor del proyecto, aseguró que el tomate limachino es un fruto que se estaba perdiendo, pero que tiene un fuerte arraigo en la zona centro del país y amplias proyecciones por su calidad y características de aroma, textura y sabor. Expresó que “como parte del Ministerio de Agricultura estamos preocupados de preservar, recuperar y poner en valor los recursos genéticos que son propios de Chile. Por eso junto a la Fundación para la Innovación Agraria (FIA) hemos emprendido el rescate del tomate limachino”.

En tanto, Héctor Echeverría, Director Ejecutivo del FIA, dijo: “Para la labor que nos hemos propuesto desarrollar, es importante el rescate y la valorización de lo mejor de nuestro campo, uno de los claros ejemplos de esto lo representa el proyecto del tomate limachino, que busca rescatar la esencia de este producto que se caracteriza por tener buen aroma, un sabor especial y que además forma parte de la identidad de esta zona. Además con esta iniciativa se espera dar una mayor vida al tomate, entre 10 y 15 días una vez cosechado, lo que permitirá a los agricultores tener una mejor comercialización y precio por kilo puesto en el mercado, entregando un producto con el sabor del antaño, lo que es muy apreciado por los consumidores”, comentó el Director Ejecutivo de FIA, Héctor Echeverría.

En la Región de Valparaíso el cultivo del tomate es una de las hortalizas más importantes, representando el 21% de la superficie nacional de tomate fresco.

Este proyecto conjuga conceptos que son claves: Valor territorial, recuperación de germoplasma del Tomate Limachino, calidad específica y sensorial y transferencia tecnológica a la Agricultura Familiar Campesina del cultivo del Tomate Limachino.

Actualmente el INIA tiene en su banco el germoplasma genuino del Tomate Limachino, y ahora la idea es transferir este material a los agricultores, ya que con los tomates comerciales se desplazó o se perdió en gran parte el material original.

Se seleccionarán e introducirán accesiones de tomate limachino genuino provenientes del Banco de Germoplasma del INIA, entidad que actúa como verdadera arca preservadora del material genético nacional; y de los bancos de germoplasma internacionales, como así de accesiones locales provenientes del territorio donde se cultiva este tomate (cuenca de Limache y Olmué) que le permitirá a los agricultores de la zona de Limache comenzar el proceso de obtención del sello de denominación de origen.

Como asociados al proyecto, participa la Universidad Técnica Federico Santa María, la Ilustre Municipalidad de Limache, el Instituto de Desarrollo Agropecuario (INDAP) y los agricultores a través de la Asociación de Canalistas Embalse Llíu Llíu, la Comunidad de Agricultores Los Leones y la Asociación Tranque Las Lomitas de Los Laureles.

El proyecto es dirigido por el Dr. Juan Pablo Martínez, ingeniero agrónomo de INIA y asociado CREAS, experto en fisiología de plantas y manejo agronómico en tomate; y cuenta con la colaboración de Erika Salazar, Natalia Olivares y Victoria Muena (INIA La Cruz), de Lida Fuentes (INIA/CREAS), y Raúl Fuentes (Universidad Técnica Federico Santa María).

Juan Pablo Martínez, coordinador del proyecto, afirmó; “Este proyecto recoge el anhelo tanto de las Asociaciones de Pequeños Agricultores de Limache como de la Municipalidad de Limache, de reconocer el carácter patrimonial del producto y así comentar el proceso de obtención del sello de origen del tomate limachino, con un producto genuino, único en el mundo, un producto con patrimonio histórico, un producto con calidad específica y un producto con valor territorial”. Actualmente, afirmó, “no se sabe qué superficie se destina para la producción de tomate limachino. Por eso uno de los objetivos del proyecto es delimitar el territorio geográfico en el cual se ha cultivado tradicionalmente el tomate limachino”.

Además en conjunto con los actores del sector se generará un modelo de negocio para desarrollar una estrategia eficiente al acceso al mercado del tomate limachino que otorgará un mayor bienestar a la Agricultura Familiar Campesina de la zona de Limache con un sentido territorial y de pertenencia.

Fuente: texto de Eliana San Martín, comunicaciones del INIA. Publicado en CREAS.cl

volver



Otros articulos de Innovación