Organizaciones y centros cient铆ficos de excelencia que apoyan el trabajo de Infocyt



Publicado: 2015-01-29

CEAZA elabora informe sobre biodiversidad de Cerro Grande en La Serena

El documento revela que el cerro alberga 210 especies de plantas, de las cuales 161 son nativas. Esta informaci贸n es fundamental para la toma de decisiones respecto a la conservaci贸n del lugar. Fuente: texto de Patricio Jos茅 publicado en Centro de Estudios Avanzados en Zonas 脕ridas (CEAZA).

Con el fin de apoyar la toma de decisión sobre el establecimiento de un nuevo parque urbano en el Cerro Grande de La Serena, el CEAZA, a través de su gerente corporativo Claudio Vásquez, entregó la línea de base científica de ese lugar al Ministro de Bienes Nacionales, Víctor Osorio. El informe da cuenta de la importante biodiversidad animal y vegetal del sector y que aportaría a la designación de un tercer sitio como Bien Nacional Protegido en la zona, después de la Isla Gaviota y los Humedales de Tongoy.

“El trabajo que acabamos de recibir es muy riguroso. Nos permite conocer la composición de la biodiversidad del Cerro. Y esto, desde el punto de vista técnico, es el paso para declarar este espacio Bien Nacional Protegido. … Evidentemente, en torno a esta iniciativa hay un trabajo más amplio del Gobierno Regional y del Gobierno de Chile, vinculado a la Comisión de Ciudad, Vivienda y Territorio, que tiene que ver con la potencialidad de establecer un parque urbano que pasaría a ser una contribución para mejorar la calidad de vida de las personas de la Región de Coquimbo … estamos dando un paso de envergadura para construir una Región más sustentable y más amable para la vida de las personas”, estableció el ministro Osorio.

Asimismo destacó las coordinaciones intersectoriales que el Gobierno de Chile ha establecido, junto con la vinculación entre la institucionalidad pública, el sector privado y el mundo académico. “Esta es una experiencia que ha dado muy buenos resultados acá y en otros lugares del país y queremos seguir profundizándola”, aseguró.

Conservar el Cerro

Claudia Hernández, encargada de difusión científica del CEAZA y articuladora del trabajo entregado, declaró que el centro científico está muy satisfecho con apoyar a la toma de decisión que realiza el Ministerio de Bienes Nacionales y la Secretaría Regional Ministerial del ramo. De esta manera, expresó, se aporta conocimiento científico para determinar que hacer con el Cerro Grande, es decir, cómo conservarlo y darle un destino que sea adecuado y sustentable.

“Nuestro trabajo ha sido en conjunto con investigadores de la Universidad de La Serena y de la Fundación Sendero de Chile. Hicimos nuestro mejor esfuerzo para hacer este registro de la flora y fauna del sector. Creo que lo más relevante es que el Cerro Grande en sí, como ecosistema, es interesante de conservar en su totalidad, porque además es parte de un ecosistema que es más amplio”.

Alto endemismo

En la misma línea, el Dr. Rodrigo Ríos, de la Universidad de La Serena (ULS) y uno de los investigadores que aportó al estudio, plantea que el Cerro es un foco importante de biodiversidad de flora. Alberga 210 especies de plantas. De esas 161 son nativas, de las cuales el 48% son endémicas. Afirma que el sitio es de un endemismo alto para la Región y para Chile, porque solo tiene alrededor de 6 km cuadrados y una alta diversidad.

“Esa diversidad también es heterogénea y el Cerro funciona como un sistema único e integrado. Hay especies que no necesariamente están en peligro, pero son fundamentales para mantener ese sistema”, señala.

Ríos agrega que existen 19 especies vulnerables, 3 en peligro de extinción. También hay especies carismáticas, como la única orquídea de la Región.

Por su parte, Manuel Rojas, especialista en ornitología de la Fundación Sendero de Chile que también trabajó en el estudio, destaca que otra de las particularidades del Cerro es que presenta siete especies endémicas de aves de Chile: Turca, Tapaculo, Chiricoca, Tenca, Canastero, Churrín. Pero también existen especies endémicas visitantes como el Loro Tricahue. Y, cuenta, que se tiene registro de avistamiento de cóndores. “Esto último se trata de un evento extraordinario, pero que se explica por la existencia de un corredor biológico”.

“El Cerro pertenece a un sistema, por ello se producen movimientos de algunas especies. Se trata de un cordón montañoso de 30 kilómetros, que partiría en Marqueza, pasa por detrás de Quebrada de Talca, aparece en el Mollaco y termina en Cerro Grande. Esta es como una península que se internaba en el mar hace millones de años … Entonces, el sector también tiene una riqueza desde el punto de vista del relato que se le pudiese asociar, a fin de que las personas lo dimensionen desde otras perspectivas. Asimismo, existen muchas interacciones que son importantes de mantener para que el ecosistema perdure, por lo que también es fundamental hacer más estudios de las especies que componen el lugar”.

En tanto, el Dr. Renzo Vargas, investigador de la ULS que participa en la línea de base, enfatiza que existe una heterogeneidad importante de fauna y flora que en su conjunto otorgan el gran valor de Cerro Grande.

“Creo que tenemos una gran oportunidad de convertir este sitio en un nuevo modelo de conservación de un área a nivel nacional. Es un sitio muy demandado por la gente, muy utilizado, pero que también tiene un gran valor de biodiversidad tremendamente ignorado. Estamos en una etapa en que apenas comenzamos a entender que especies están presentes. No sabemos cómo interactúan y, por tanto, si no entendemos esos componentes difícilmente podremos manejarlos para conservar el sector. Es un largo camino, pero creo que se han dado los pasos fundamentales para lograr un hito regional y nacional”.

Participaron en la entrega del informe en el Cerro Grande los seremis de la Región de Coquimbo de Bienes Nacionales, Diego Núñez; de Medio Ambiente, Verónica Pinto; de Vivienda y Urbanismo, Erwin Miranda, y de Deportes, Hernán Osses.

La información desde la perspectiva del Ministerio de Bienes Nacionales en http://www.bienesnacionales.cl/?p=15599

Fuente: texto de Patricio José publicado en Centro de Estudios Avanzados en Zonas Áridas (CEAZA).

volver



Otros articulos de Ciencia