Organizaciones y centros científicos de excelencia que apoyan el trabajo de Infocyt



Publicado: 2014-12-22

Materiales reciclados para el mejoramiento de viviendas

El proyecto quiere desarrollar un nuevo sistema constructivo para un panel y una fachada ventilada, a base de materiales compuestos, provenientes de residuos de las papeleras, productos plásticos y silvoagroindustriales. Nota de Centro de Investigación de Polímeros Avanzados (CIPA).

Mediante un proyecto del Centro de Investigación de Polímeros Avanzados, CIPA y la Universidad de Concepción, la investigadora Carolina Arango y las docentes de la Facultad de Arquitectura de dicha casa de estudios, María Isabel Rivera y Bruna Maria da Cunha, buscan desarrollar un nuevo sistema constructivo para viviendas que será validado en la Región del Biobío, a base de materiales compuestos, provenientes de residuos de papeleras, productos plásticos y silvoagroindustriales.

En la actualidad la tendencia al desarrollo y fabricación de nuevos productos, involucra conceptos de Desarrollo Sustentable. En este contexto, todo aquello que quiera innovar en Chile, debe estar alineado con las estrategias planteadas por el gobierno y por las directrices establecidas por diferentes organizaciones mundiales de las que el país sea miembro. “Debemos apuntar a fortalecer la educación ambiental en las nuevas generaciones y la protección al ambiente, desde la concepción de un producto, hasta su disposición final”, cuenta la Ing. Arango.

Por esta razón y considerando que la investigación debería desarrollar productos comercializables, que no generen impactos ambientales negativos, CIPA plantea la posibilidad de crear nuevos elementos que, a partir de materiales de desecho, puedan ser utilizados para fabricar un sistema constructivo de buena eficiencia energética.

Las ideas mencionadas dan vida al proyecto “Desarrollo de un sistema constructivo para el mejoramiento térmico de viviendas con base en materiales reciclados”, CORFO, liderado por la investigadora de CIPA Carolina Arango, quien junto al equipo de trabajo buscará desarrollar un nuevo sistema constructivo para un panel y una fachada ventilada, a base de materiales compuestos, provenientes de residuos de las papeleras, productos plásticos (caucho, poliestireno expandido, polietileno y polipropileno) y silvoagroindustriales (aserrín, trigo, maíz).

La solución propuesta cuenta con un componente innovador porque exige el desarrollo de materiales, debidamente caracterizados, que permitan la fabricación de elementos con ciertas características que garantizarán su viabilidad económica, su confort higrotérmico, su calidad, el ahorro de energía, etc. “En un mundo globalizado en el que se habla de innovación, es necesario considerar que cualquier desarrollo amerita medir las consecuencias e impactos ocasionados por la incorporación de nuevos productos, no solo a la economía, sino también a la sociedad y al ambiente”, sostiene la investigadora.

Cabe mencionar que si bien el proyecto pretende ser un aporte crucial en la materia, para cumplir con los objetivos propuestos, es necesario generar en los consumidores la cultura de la selección de productos y materiales que no generen impactos negativos en el ambiente. En este sentido, es fundamental que los usuarios finales de productos sean motivados por una compra que aporta y soluciona la llegada de materiales que tienen valor, a los vertederos.

Nota de Centro de Investigación de Polímeros Avanzados (CIPA).

volver



Otros articulos de Innovación