Organizaciones y centros científicos de excelencia que apoyan el trabajo de Infocyt



Publicado: 2014-12-19

Académico UFRO participa de proyecto europeo que estudiará las costas chilenas

Con un presupuesto anual de dos millones de euros para los primeros seis a√Īos, la investigaci√≥n busca determinar de qu√© manera se modela el paisaje en el litoral de nuestro pa√≠s. Nota de Lorena Espinoza Ar√©valo en UFRO Al D√≠a.

EarthShape es el nombre del proyecto en que participa el científico UFRO, académico del Departamento de Ciencias Químicas y Recursos Naturales y director del Doctorado en Ciencias de Recursos Naturales, Dr. Francisco Matus, y que eligió a las costas chilenas como escenario para unir ciencias como geología, ciencias del suelo, biogeoquímica, geografía, ecología, microbiología, entre otras, para un monitoreo permanente -de al menos seis años- de varios puntos seleccionados entre Antofagasta y Nahuelbuta.

El proyecto es financiado por la Fundación para la Investigación Alemana (DFG) y surgió de un conjunto de investigadores que sugirieron que el resultado del paisaje terrestre chileno tiene factores formadores específicos, los cuales pueden ser modelados numéricamente con fines predictivos.

“Es una oportunidad única para estudiar el cambio climático y su impacto sobre los ecosistemas terrestres. Eligieron Chile porque su tectónica es homogénea y su litología también; por lo tanto, las influencias provienen del clima y la vida vegetal y animal que hay sobre los terrenos y que sería lo que, finalmente, modela el paisaje”, señaló el Dr. Matus.

El proyecto cuenta con más de 50 investigadores, 11 de ellos son mujeres y 3 líderes de investigación pertenecientes al Emmy Noether research group. “Son 34 universidades alemanas y varios centros de investigación los que toman parte de este mega proyecto. Por la parte chilena, la U. Austral de Chile, la U. de Antofagasta, la U. de Concepción, la U. de Chile y la U. de La Frontera fueron las instituciones convocadas y somos solo 10 investigadores chilenos involucrados”, agregó.

Con EarthShape, las posibilidades de formar capital humano avanzado desde regiones aumentarán considerablemente, ya que el presupuesto de dos millones de euros anuales para los primeros seis años de ejecución contempla costos operacionales, formación de doctores, financiamiento de proyectos posdoctorales e intercambio académico con las instituciones que forman parte del proyecto.

“Podremos formar científicos en las llamadas ciencias duras, pero también podremos hacerlo en ciencia aplicada. Tendremos acceso a equipos de primera generación para el estudio de la formación del suelo y para ello usaremos, por ejemplo, rayos cósmicos a través de isótopos y relojes geológicos”, comentó.

Actualmente, el Dr. Matus gestiona un encuentro con CONICYT para que la institución se una formalmente a EarthShape a través del financiamiento de proyectos. Para ello, se reunirá con el presidente de CONICYT, Dr. Francisco Brieva, y el presidente de DFG, Dr. Peter Strohschneider, para estudiar éstas y otras posibilidades de financiamiento.

EarthShape: Tierra Shaping superficie por Biota

El objetivo de EarthShape es explorar cómo los procesos biológicos constituyen suelos, topografía influencia, y con ello a dar forma a la superficie de la Tierra y modula el impacto del cambio climático sobre la superficie de ésta.

La influencia de los microorganismos, plantas y animales en la formación de los suelos y la forma de la topografía aún es poco conocido, pero la nueva tecnología científica permite ahora determinar su función. La investigación sobre los controles biológicos en la topografía es particularmente importante para la comprensión de cómo los futuros cambios climáticos y biológicos afectarán la superficie de la Tierra.

EarthShape se llevará a cabo en la Cordillera de la Costa chilena, la que cuenta con una de las más espectaculares gradientes de vegetación de la Tierra y es controlado por el clima que va desde hiper-árido a húmedo templado. Es un laboratorio natural para estudiar cómo la biología y la topografía interactúan. Esta gradiente latitudinal permite un "espacio para la aproximación de tiempo", con el objetivo de entender cómo predecir el cambio climático a nivel mundial.

Por primera vez deberán reunir un consorcio sin precedentes de diferentes disciplinas científicas en el Geociencias, Ecología, Ciencias del Suelo, Hidrología, Microbiología y Geografía para trabajar en un problema común de la relevancia humana. El aspecto nuevo e innovador de este programa prioritario es la integración de las diferentes comunidades biológicas y de geociencias que funcionan en distintas escalas de tiempo.

La iniciativa es coordinada por el profesor Todd Ehlers, del Departamento de Geociencias de la U. de Tubinga y el profesor Friedhelm von Blanckenburg del Centro de Investigación Alemán GFZ Centro Helmholtz de Potsdam de Geociencias.

www.geo.uni-tuebingen.de

Nota de Lorena Espinoza Arévalo en UFRO Al Día.

volver



Otros articulos de Ciencia