Organizaciones y centros cient铆ficos de excelencia que apoyan el trabajo de Infocyt



Publicado: 2014-12-11

Profesores de todo el pa铆s comparten nuevas formas de acercar la ciencia a los escolares

Encuentro se realiza en Coquimbo, organizado por la red nacional de investigaci贸n escolar "Cient铆ficos de la Basura". Informaci贸n en Noticias UCN al D铆a.

Una distancia equivalente a la que hay desde Rusia hasta el sur de China es la que abarca actualmente el accionar de los Científicos de la Basura, red nacional de investigación escolar que esta mañana inauguró en Coquimbo el I Encuentro Nacional de Profesores.

El evento se desarrollará hasta el sábado (13) en dependencias de la Universidad Católica del Norte, institución que desde 2007 ha albergado esta iniciativa liderada por el investigador y académico Dr. Martin Thiel, quien ha puesto al servicio de esta cruzada ambiental todo su empeño y compromiso germano.

En el encuentro están tomando parte cerca de 60 docentes que han viajado desde todas las regiones, para compartir sus experiencias como partícipes del proyecto Explora “Investigando la basura aprendemos ciencia”, lo que les permitirá perfeccionar las guías de trabajo usadas durante el año para su nueva utilización con sus alumnos.

El programa incluye además un taller que permitirá a los docentes aprender el método de Enseñanza de la Ecologia en el Patio de la Escuela (EEPE), a través de su propio creador, el experto norteamericano Dr. Peter Feinsinger, quien viajó especialmente a nuestro país para participar como relator en el encuentro.

Básicamente, la EEPE apunta a que los niños y niñas, con el apoyo de sus profesores, accedan al Ciclo de Indagación de primera mano, una poderosa herramienta de aprendizaje, sencilla y a la vez pedagógicamente sofisticada, que no solo les será útil en la etapa escolar sino también en su vida adulta.

Opiniones

En su bienvenida a los docentes, el Dr. Martin Thiel hizo una reseña de los principales hitos que han marcado esta iniciativa desde sus inicios, en 2007, manifestando con satisfacción que su accionar ya abarca todo el país, en una extensión equivalente a la distancia entre Rusia y el sur de China. Por ello, instó a los profesores asistentes a valorar el esfuerzo que cada uno de ellos hace en su respectivo colegio, ya que si bien puede parecer pequeño, la suma de todos es muy significativa. “Están haciendo algo grande, muy grande!”, recalcó Thiel, destacando además que este modelo de ciencia ciudadana, de alianza entre educación e investigación, ya está siendo conocido más allá de las fronteras nacionales, específicamente Uruguay, Alemania, Estados Unidos, Taiwán y Corea del Sur, hasta donde él ha viajado para dar a conocer los avances del programa.

Claudia Donoso, profesional del área de educación ambiental de la Seremía de Medio Ambiente, calificó el encuentro como una importante instancia para que los profesores de distintas regiones compartan experiencias y aspectos de un aprendizaje significativo, para llevarlo al aula y a la práctica con sus alumnos.

El Capitán de fragata Eduardo Rubilar, Gobernador Marítimo de Coquimbo, valoró tanto el evento como la trayectoria de los Científicos de la Basura, que, dijo, ayudan a crear conciencia a través de los profesores y estudiantes, frente al problema de la gran cantidad de basura que se acumula en el borde costero, producto de nuestra falta de cultura desde la perspectiva medioambiental.

Ricardo Lifschitz, representante de EXPLORA CONICYT, entidad que ha apoyado a los Científicos de la Basura desde sus inicios, resaltó que éste es un proyecto de larga data, “muy respetado en EXPLORA”, por la calidad y envergadura de la investigación, involucrando a todo el país en recoger datos que son relevantes para todas las personas. “Es una investigación de alto vuelo y cumple con una misión importante para nosotros, logran canalizar conocimientos científicos a los que los niños normalmente no tienen acceso”.

Carmen Alegría, profesora de la Escuela Villa Centinela Sur de Talcahuano, participa desde 2010 en los Científicos de la Basura, y junto a sus alumnos de sexto a octavo básico ha tomado parte en muestreos de playas y ríos. Ello, destacó, ha permitió que los niños tomen conciencia ante los problemas de contaminación, se planteen con propiedad frente a la comunidad, y desarrollen habilidades sociales, a la vez que aprenden el método científico.

Isabel Espinoza, docente del Colegio Los Carrera de Coquimbo, forma parte de esta red de investigación ciudadana “desde el año cero”, es decir desde 2007, motivada por “buscar nuevas formas de enseñar ciencia a los estudiantes, hacerlos vivenciar la ciencia”, para que ellos aporten desde este ámbito a la sociedad. Su colega Ricardo Lagos coincide en esta apreciación y agrega que la participación en el programa les ha permitido trabajar no solo en la sala de clases, sino también salir a terreno, a las playas, el río, la ciudad, “los estudiantes se motivan mucho más a trabajar”. El proyecto, agrega, ha permitido volcar nuestro interés por la ciencia hacia los jóvenes, que ellos mismos se planteen sus propias preguntas.

Información en Noticias UCN al Día.

volver



Otros articulos de Divulgaci贸n